La batalla de Peritos que le cuesta 500 millones a Facebook

Facebook, la empresa liderada por Mark Zuckerberg, fue condenada a pagar 500 millones de dólares a ZeniMax, por la adquisición y uso de dispositivos que, según la justicia americana, infringen las leyes de patentes.
Llegar a este veredicto fue gracias al trabajo minucioso y riguroso de un equipo de Peritos Informáticos, y una posterior y dura batalla de Peritos. Consiguiendo probar que el código sobre el que se construye Oculus Rift, es robado.

La Batalla de Peritos Informaticos por Facebook

El origen de la controversia que dio paso a la Batalla de Peritos

Estamos viviendo una época de desarrollos informáticos que cada poco tiempo significan un cambio en el orden mundial, tanto desde el punto de vista social, cultural, como empresarial. Así ha pasado con la llegada de los móviles, internet, Google, smartphones, redes sociales, etc. Y se prevé que estos cambios continúen llegando.

De ahí que empresas punteras en el área tecnológica (Google, Apple, Microsoft, Yahoo), inviertan en modernizarse día a día, con el fin de no verse afectados por un nuevo cambio que les pille desprevenidos.

Con esta idea en vista, y para aumentar incluso su influencia mundial, Facebook adquirió por 2.000 millones de dólares, OCULUS VR Inc., una empresa desarrolladora de “Oculus Rift”, el primer dispositivo de realidad virtual.

Tras la multimillonaria adquisición, y pocas semanas después, ZeniMax Media demandó a Facebook porque el exjefe de tecnología de Oculus, supuestamente, había robado secretos comerciales de la empresa, que eran parte integral del desarrollo de las gafas de realidad virtual “Oculus Rift”.

El juicio duró casi 3 semanas, y en él, gracias al resultado de la Batalla de Peritos Informáticos que defendías tesis contrarias, el Tribunal Federal de Texas sentenció que Facebook y Oculus (y otros acusados) pagaran 500 millones de dólares a ZeniMax por infracción de derechos de autor y violación de un acuerdo de no divulgación.

Uno de los hechos clave principales fue si Oculus VR había desarrollado su dispositivo de realidad virtual por medio de un robo/hurto de los códigos desarrollados por ZeniMax. Lo que en sí es un hecho perteneciente a la Informática avanzada y específica. Lo que iba a requerir del trabajo de Peritos Informáticos con conocimientos y experiencia en el área. Lo que, sin duda iba a requerir de una batalla de Peritos de parte, con argumentos contrapuestos.

La Demanda

ZeniMax, en su demanda contra Facebook y Oculus, alega que un antiguo empleado, John Carmack, compartió con el CEO de Oculus, desarrollos para la realidad virtual.

Carmack es una celebridad en el mundo del desarrollo informático, siendo el creador del mítico videojuego “Doom“. Siendo de nuevo fundamental en el desarrollo del primer dispositivo de realidad virtual, Oculus Rift.

Carmack, presentó junto al CEO de Oculus,un prototipo de una feria en 2012, teniendo una gran acogida desde el primer momento. Sólo 2 años más tarde, Facebook anunciaba la adquisición de Oculus. Poco despuén vendría la demanda.

ZeniMax, en su demanda, indicó que:

“La tecnología patentada y el know-how que el Sr. Carmack desarrolló cuando era un empleado de ZeniMax y utilizado por Oculus, son propiedad de ZeniMax. Oculus está construido sobre ideas y una base de código robadas.”

Es decir, venían a decir que Oculus nunca habría avanzado si Carmack no hubiese participado en el desarrollo.

Por otro lado, demandó a Facebook por haber actuado de forma negligente e ilegal antes de comprar Oculus. Llegando, incluso, a destruir pruebas después de recibir la notificación de la demanda ZeniMax. Hecho por el cual requirieron 4.000 millones de dólares, a la empresa de Mark Zuckerberg.

 

Perito Judicial Informatico ratificacion

La Batalla de Peritos Informáticos

El objeto de la batalla de Peritos, y donde radica la dificultad de la Pericial Informática es explicar al Juez, con términos entendibles y objetivables, aspectos referentes a:

  • Complejos código fuente del desarrollo
  • Programación informática del Software
  • Derechos de autor de los desarrollos

Aquí, evidentemente, los Peritos de ambas partes fueron fundamentales.

Además de los Peritos Informáticos, se requirieron expertos en la valoración de Daños y Perjuicios económicos para el establecimiento del valor de:

  • Secretos comerciales
  • Ruptura de acuerdos de no divulgación
  • Derechos de autor de ZeniMax

Durante el juicio, el duelo de Peritos se jugó en el campo del Software, y el código que se pudo haber incorporado al dispositivo Oculus Rift, pero también en el ámbito económico.

 

Argumentos de los Peritos de Zenimax

Los Peritos de ZeniMax mostraron su “total convencimiento” de que el código había sido usurpado de ZeniMax y posteriormente utilizado en Oculus Rift. De hecho, afirmaron, que había “huellas dactilares” digitales y reconocibles del trabajo de ZeniMax en dicho código.

Carmack negó esta hipótesis, incluso sintiéndose ofendido por estas afirmaciones, que le colocaban en el ojo del huracán.

 

Argumentos de los Peritos Informáticos de Facebook

Los Peritosde Facebook, sin embargo, sostenían la tesis contraria, afirmando que el código de Oculus no incorporaba “ni una línea” del escrito por Carmack.

Añadían, además, que parte de los códigos desarrollados por Carmack no estaban protegidos por derechos de autor y, por tanto, no eran secretos comerciales. De hecho, habían sido publicados en artículos y compartidos de forma online. Por lo que, afirmaban, no se trataba de secretos comerciales en ningún caso.

Oculus y Facebook argumentaron que todo su código y tecnología fueron construidos de “0” por los empleados de Oculus. A lo largo del juicio, los acusados enfatizaron el trabajo innovador realizado por sus propios empleados, así como la inversión de miles de millones de dólares en la empresa.

“Estamos muy seguros de que los productos Oculus están construidos sobre la tecnología de Oculus. La idea de que estén basados en la tecnología de otra persona es simplemente errónea.” (Mark Zuckerber)

Además, la defensa se intetó resguardar en el hecho de la tardanza de ZeniMax a la hora de presentar sus reclamaciones contra Oculus, hecho que no les sirvió de mucho.

 

El veredicto del jurado

Hubo una figura clave en el veredicto, el Perito Economista de Zenimax. Éste valoró los secretos comerciales y la violación del acuerdo de no divulgación en unos 2.000 millones de dólares. Además, la infracción de los derechos de autor deberían significar el 20% del valor de Oculus, en el momento de su adquisición por parte de Facebook, es decir: 400 millones de dólares. A lo que hay que sumar una regalía del 20% por los próximos 10 años, es decir otros 80 millones de dólares. Lo que ayudó al juez a disctar sentencia, calculando los daños a partir de una valoración basada en criterios regulados y aceptados.

El jurado no encontró a Oculus responsable por robar secretos comerciales. Sin embargo, Facebook, como empresa matriz, fue declarada responsable de incumplir acuerdos de no divulgación y de cometer infracciones de derechos de autor. El veredicto ya lo conocemos desde el principio del post, Facebook tuvo que pagar 500 millones de dólares para a Zenimax, que incluyeron 200 millones por divulgación de secretos.

A pesar de haber una sentencia, ésta no es firme.Por lo que la guerra de Peritos no ha acabado aún. Facebook y Oculus planean recurrir la sentencia, mientras ZeniMax quiere vetar la comercialización de Oculus Rift.

Como vemos, mientras la tecnología avanza y se desarrolla, hacen falta cada vez Peritos más preparados y conocedores de los últimos avances. Estamos seguros de que no es la última vez que vemos una demanda relacionada con realidad virtual.

¿Te parece exagerada la multa? ¿Crees que en este país la justicia respondería de una forma similar?

2 thoughts on “La batalla de Peritos que le cuesta 500 millones a Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *