Las 11 claves para la perfecta preparación de un Perito

Vamos a analizar las 11 claves para una perfecta preparación de un Perito, que incluye los siguientes ámbitos: 

  • Aceptación del caso
  • Investigación
  • Estudio de Viabilidad
  • Trabajo de campo
  • Realización del informe pericial
  • Preparación del Juicio
  • Ratificación

Hemos intentado simplificar las fases en que se divide el trabajo de un Perito, de manera que sean aplicables a la mayoría de casos. Además, hemos elaborado la lista “con realismo”, ya que muchas veces las fases que se dan generalmente son menores que las que debería existir. No obstante, si echas alguna en falta, no dudes en dejarnos un comentario.

Prepracion de un Perito Judicial

Por qué es importante la Preparación de un Perito

Trabajar con Peritos es una labor compleja, ya que conlleva la coordinación al máximo nivel de la dirección letrada con esta parte técnica.

A veces, pueden surgir pequeñas discrepancias en el procedimiento más correcto a seguir, ya que la experiencia y visión del abogado y perito pueden ser diferentes, lo que podría obstaculizar la capacidad del Perito de aportar un testimonio persuasivo. Es necesario que ambas partes confíen en la otra y trabajen en el fin común: ganar el caso. Esto se consigue con una correcta preparación del Perito (y del Abogado), desarrollando de manera conjunta una prueba bien desarrollada técnicamente y con los suficientes matices formales, que permitan persuadir al tribunal.

En nuestra experiencia, gestionando cientos de casos, en los que hemos analizado las posibles claves de la preparación de Peritos para una perfecta actuación en todas las fases del desarrollo de un informe pericial.

Por nuestra posición, trabajando con Peritos, conocemos la problemática a la hora de realizar la investigación, preparar el juicio o ir al mismo. Por ejemplo, sabemos que los mejores Peritos no son siempre los que tienen más cualificaciones y experiencia, sino los que son capaces de transmitir que son personas honestas y respetuosas, además de que, por supuesto tienen amplios conocimientos sobre el problema en cuestión. Un Perito transmitiendo sus ideas de forma adecuada puede ser el mejor activo a la hora de ganar un juicio.

Una correcta preparación ayuda al Perito a:

1. Actuar con total competencia en juzgados, dando una imagen profesional.

2. Ganar el juicio, lo que es estupendo para los intereses del cliente.

3. Conseguir más trabajo. Cliente satisfecho = nuevas posibilidades profesionales.

Las 11 claves para la Preparación de un Perito

(1) ANALIZA LA ACEPTACIÓN DEL CASO

Lo primero que deben realizar los Peritos es evaluar minuciosamente la conveniencia de aceptar el encargo. De forma que dicha aceptación conlleve la emisión de un dictamen basado en criterios de adecuada calificación técnica, objetividad e imparcialidad.

El Perito debe evaluar si su formación, capacidad y experiencia son suficientes para realizar un informe pericial sobre el asunto objeto de litigio. Es decir, los Peritos deben poseer el título oficial que corresponda, según la naturaleza de los hechos. En caso de que la materia no esté comprendido en ningún título oficial, deben tener formación “no oficial”, y/o ser entendido en dichas materias.

Además, debe analizar si por algún motivo, debe como abstenerse a la realización de dicho informe, como es que exista un conflicto de intereses o intereses directos o indirectos en el caso. O se den, por ejemplo, alguna de las siguientes situaciones:

  • Tener participación en sociedad que sea parte del proceso
  • Ser cónyuge o pariente, dentro del cuarto grado de consanguineidad de alguna de las partes o abogados
  • Tener vínculos de amistad o familiaridad, o de enemistad manifiesta con cualquiera de las partes
  • Haber sido denunciado o acusado por alguna de las partes
  • Haber dado anteriormente un dictamen contrario sobre el mismo asunto
  • Haber sido sancionado disciplinariamente o estar inhabilitado

(2) IDENTIFICA LOS PROBLEMAS

Una vez hemos confirmado que podemos realizar el trabajo conforme a los requisitos analizados en el apartado anterior, el siguiente paso es determinar los puntos clave del caso. Lo que conlleva la planificación de cómo se van a abordar y qué metodologías son necesarias en el caso particular.

Además, es importante identificar posibles problemas técnicos o situaciones desfavorables durante el desarrollo de la investigación, que si se han podido prever con suficiente antelación, se pueden subsanar sin que tenga consecuencias negativas.

Además, es importante desde el primero momento que el Perito piense en la ratificación del informe en sede judicial, lo que le llevará a realizar una autoevaluación y crítica constante, en cada fase de su trabajo. Esta búsqueda de la excelencia permitirá identificar deficiencias y corregirlas en una etapa inicial.

(3) FORTALECE LA RELACIÓN CON EL ABOGADO

El objetivo de la preparación junto al abogado es mejorar las posibilidades de ganar el caso. Para lo que es fundamental que exista sintonía y coordinación entre el Perito y el Abogado de manera que trabajen con un objetivo conjunto.

Este trabajo suele darse en 4 ámbitos diferentes:

  • Contenido
  • Presentación
  • Evaluación de informe contrario
  • Eventualidades o posibles problemas

Como Peritos, debemos crear una relación positiva, y eso sólo se consigue si hay confianza. Para lo que hay que ser honesto en todo momento, incluso sacando a relucir posibles hechos controvertidos del caso que puedan ser problemáticos, y de los que el propio Abogado no pudiera tener constancia.

Igualmente, además de ser críticos con nosotros mismos, podemos esperar (y debemos aceptar) opiniones desfavorables, e incluso críticas, en algunas partes de nuestro trabajo. Lo que debemos tomar como comentarios profesionales constructivos, y no personales, que nos pueden ayudar en el caso.

(4) EL TESTIMONIO DEL PERITO DEBE SER CONSISTENTE Y REDONDO

Los jueces juzgan en cuestión de minutos, casos que conllevan meses de preparación, tanto documentalmente, como de investigación. Mientras el Perito está en el estrado, el juez filtra la información que escucha a través de sus propias sensibilidades. Como su sensibilidad está compuesta por experiencias personales o inferencias, toma conclusiones totalmente subjetivas de los hechos.

Es decir, cuando se omiten u olvidan partes importantes de los hechos, los jueces llenan esos huecos de modo que desaparezca cualquier incongruencia en el relato. Lo mismo ocurre cuando se introducen informaciones poco fundamentadas o inconsistentes.

Hay que ser consciente de que el juez, al que probablemente le han contado dos historias antagónicas, trata de armar una historia coherente en su cabeza, a partir de las grandes conclusiones y también de los y pequeños detalles. Por lo que el Perito debe entender que los hechos deben ser descritos de una forma coherente y fácil de entender, sin dar más (ni menos) detalles de los necesarios.

Esto no supone explicar al 100%, con todo lujo de detalles, por qué han sido los hechos de esa forma, sino que se den las claves, bien justificadas y organizadas en el tiempo. Es decir, una pieza de gran importancia dentro del rompecabezas que es el juicio.

No tenemos que olvidar que existen fases de la actuación judicial antes y después de la intervención del Perito en un juicio. Por lo que también debemos saber estar en nuestro lugar, y no coger el protagonismo que necesitan lo abogados.

(5) UN PERITO DEBE SER UN EXPERTO, NO PARECERLO

Es frecuente que, al trabajar con abogados, un Perito sienta la tentación de “parecer experto” al estar hablando de su disciplina y poder usar nuestra la jerga de su profesión para analizar el caso, describir su investigación o el contenido del informe pericial. Sin embargo, aunque sirva para alimentar el ego, no es algo deseable ni que ayude en ningún sentido.

Además, usar una jerga demasiado técnica en la ratificación del informe pericial en sede judicial, emite una imagen ante el juez de persona arrogante, además de crear una barrera de comunicación que no permite la conexión personal.

Además, cuando se contestan preguntas del juez, deben ser respuestas concisas y poco detalladas técnicamente. En PJ GROUP recomendamos practicar cómo se le explicaría el caso a un alumno de  ESO o Bachillerato; es decir, el Perito debe buscar ser inteligible, pero sin sonar condescendiente.

El objetivo es explicar de manera sucinta y clara los hechos, desde un punto de vista especializado, para que el juez o jurado puedan entenderlo. A veces, como en el caso de accidentes, puede ayudar tener recreaciones 3D u otros materiales, con el objetivo de que todos los miembros de la sala entiendan lo que se pretende explicar.

Cuando se trata de persuadir al jurado popular, puede ser recomendable conocer la composición del mismo. Determinando las cualificaciones generales de la audiencia y su nivel académico. Con el fin de dirigirse con un lenguaje adecuado a sus conocimientos. Este entendimiento ayuda al Perito a involucrar al jurado y explicarle los conceptos de manera efectiva. Lo que es de importancia crucial ya que, en última instancia, los miembros del jurado entienden y se relacionan mejor con el Perito que simplifica hechos complejos.

(6) NO ELUDIR LAS PREGUNTAS

Las estadísticas señalan que los Peritos suelen hacer disertaciones correctas sobre sus informes periciales, pero que generalmente se muestran evasivos cuando se les pregunta acerca el caso o de su informe pericial. Otras veces, incluso, no contestan dichas preguntas.

Pero el trabajo de un Perito no termina en la presentación de un informe, ni mucho menos. Como hemos dicho, su ratificación puede hacerle perder toda credibilidad o, por contra, darle consistencia. Además, parecer obvio, que los jueces quieren escuchar las respuestas a las preguntas de los abogados abogado, ya que puede aportar luz sobre el asunto.

Como sugirió un juez a un Perito: “si le pregunto qué hora es, no me diga cómo hacer un reloj”.

Para los jueces, incluso las preguntas más difíciles merecen una respuesta y no son indulgentes con los Peritos que eluden una pregunta. Para evitar contestar, algunos Peritos dan respuestas largas y confusas. En PJ GROUP aconsejamos que, a la hora de contestar preguntas, prime la honestidad y simplicidad.

(7) ES CORRECTO DECIR "NO LO SÉ"

Para que exista una perfecta comunicación entre el Perito y el juez, debe establecerse una relación de confianza en los pocos minutos que dura la ratificación. Se trata de un objetivo que no todos los Peritos consiguen.

Para ello, el Perito debe proyectar una imagen de honestidad. Y eso sólo se consigue de una manera: siendo honesto. Con todas sus consecuencias.

Un juez prefiere un Perito que conteste ante una pregunta: “no lo sé”, a que intente soslayar la pregunta dando rodeos, justificándose o, directamente, mintiendo.

Los Peritos son conocedores de la disciplina técnica, pero también son humanos, y no pasa nada por reconocer que se tienen limitaciones. Se debe contestar de forma competente, lo que no incluye tener respuesta para todo. Además, hay que relativizar, la actuación del Perito es una pieza importante dentro de todo el procedimiento, pero una de muchas piezas.

(8) PRACTICA, PRACTICA, PRACTICA...

La ratificación judicial es la parte más importante en la que participa el Perito en el juicio. Por supuesto le precede la realización y presentación del informe pericial, sin el que esta fase no tendría sentido.

La defensa del informe incluye contestar las preguntas del juez (o tribunal) y de los abogados. En esta fase el informe puede ganar consistencia o perder toda credibilidad, según la actuación del Perito, por lo que es crucial su preparación.

Las preguntas en el interrogatorio pueden ser inesperadas, y muchas veces incómodas, por lo que conviene una correcta preparación. Debe llevarse a cabo una preparación con el abogado, de preguntas y respuestas, simulando lo que ocurrirá durante el juicio. Cuanta más y más intensa sea la preparación, más seguro se sentirá el Perito en la vista, y podrá abordar una mayor gama de situaciones problemáticas adecuadamente.

Por eso, la mejor forma de preparar la Ratificación judicial es: Practicar, practicar, practicar…

(9) LO PRIMERO: "EL TITULAR"

En la ratificación judicial del informe pericial, el Perito pasará por sucesivas fases. Primero explicará su informe y luego responderá las sucesivas preguntas de las partes y del juez. Por lo que en el transcurso de un número limitado de minutos, el Perito expresará una gran cantidad de diferentes conocimientos.

Así, para que el juez o el jurado se acuerde de las partes cruciales del caso, es importante que las partes importantes y a ser recordadas sean mencionadas en el comienzo de cada pregunta, explicando luego los detalles. Así, si hay alguna parte especialmente controvertida, no está de más recordar lo que nos interese repetidas veces.

Son importantes estos detalles, ya que el juez, como todas las personas, tiene una capacidad de atención limitada. Si el Perito dice primero la parte importante, es más probable que recuerde la frase, aunque deje de escuchar después de 30 segundos. Sin embargo, si el Perito se guarda la información importante para el final, puede perderse en el proceso y no llegar a comprender la disertación.

(10) ESTRCTURAR LAS TAREAS POCO COTIDIANAS

Durante la preparación de un informe pericial, el Perito puede enfrentarse a situaciones nuevas en cualquiera de las fases en que trabaja. Estas tareas poco cotidianas pueden suponer problemas si no se abordan adecuadamente, especialmente la ratificación judicial.

En PJ GROUP aconsejamos prever, estructurar y preparar estas situaciones. Dentro de la fase de preparación de tareas, el Perito debe tratar de simplificarlas y siendo realista. Las sesiones de preparación son importantes, pero para que realmente sirvan deben estar bien estructuradas.

Estructurar las tareas significa definir sus características en cuanto a importancia, urgencia, posibles contingencias, etc.

  • Para preparar la defensa del informe durante el juicio, el Perito debe practicar en voz alta la disertación y la contestación a las posibles preguntas. Esto, además de dar soltura, aporta confianza al propio Perito para su actuación durante el juicio.
  • Si se detecta que se tiende a hacer muchos gestos durante la preparación del interrogatorio, pruebe practicar las preguntas y respuestas mientras se sienta sobre las manos. Así evitará hacer demasiados aspavientos durante el juicio.
  • Si una Perito juega con el pelo mientras responde preguntas, debe recogerse el pelo 2 semanas antes de la vista, de modo que adquiera confianza y se sienta a gusto con la nueva apariencia.

Como vemos, estructurar la preparación sirve para generar actitudes positivas, ayudando a mejorar la actuación del Perito en el tribunal, a la vez que se siente más cómodo y confiado, sabiendo que los cambios son positivos de cara a su trabajo.

(11) SÉ REALISTA

Si bien la preparación de un Perito puede dar grandes resultados, nadie espera que el Perito cambie su actitud si le dedica 2-4 horas a la preparación.

Los errores que se vienen cometiendo toda una vida profesional, no se modifican fácilmente. Por tanto debemos ser realistas. Si buscamos resultados duraderos, el Perito debe hacer un trabajo intenso y profundo.

Sin embargo, el simple hecho de tener la voluntad de cambiar conductas provoca un cambio en la persona y su forma de actuar. Y conlleva que el Perito piense de forma diferente sobre su presentación, cómo contestar las preguntas, etc. Aportando poco a poco acciones positivas, que elimines distracciones durante su disertación.

Como se prepara un Perito Judicial

Recomiendaciones de PJ GROUP

Aunque es importante reconocer que la preparación de un Perito quizá no puede cambiar los problemas y fallos más arraigados, es seguro que puede ayudar a reconsiderar la forma de presentar el testimonio ante el juez, lo que mejorará seguro la conexión con éste.

Mantener un equilibrio entre la cercanía y el conocimiento, sin sonar condescendiente, ayudará al Perito a fortalecer su credibilidad. Por otra parte, el Perito debe hacer sus aportaciones más valiosas al comienzo de cada intervención, teniendo en cuenta los cortos períodos de atención en la sala. Lo que permitirá al juez sacar conclusiones, con un profundo conocimiento del testimonio del Perito.

Además, es importante practicar consistentemente el testimonio, ya que cuanto más se practique, más cómodo y confiado se estará cuando asista a la tribuna de los testigos.

Por último, los Peritos deben recordar que deben ser directos y responder a las preguntas sin rodeos. Pero tampoco se espera de ellos que lo sepan todo. Los jueces prefieren un testimonio directo y honesto a uno evasivo.

Así, la preparación del Perito es un componente esencial de cara al juicio. Al implementar estos consejos, el Perito conectará con el juez, y el testimonio servirá como un activo de gran valor en el juicio.

Hemos intentado darte a conocer algunos de los consejos que usamos en PJ GROUP, por si pueden ayudarte en tu labor diaria y profesional, pero no se trata de una lista cerrada e invariable. Como decimos, para cada caso, se necesitará focalizar en unas y u otras.

¿Qué trucos en la preparación usas tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *